Blogia
Saber/Creer

Verdaderos escépticos.

Creo que hay muy buenas razones para el escepticismo organizado, como escribí aquí Pero existen algunos peligros para el propio movimiento escéptico derivado de la falta de comprensión de lo que significa.

El escepticismo como opuesto a las afirmaciones de las pseudo-ciencias es una actitud personal referente al terreno epistémico. Supone una mentalidad abierta a las evidencias y capaz de análisis de las propias convicciones. Es una postura absolutamente alejada de dogmatismos.

Por ello, no todos los que atacan las especulaciones de esos campos pueden ser llamados escépticos. Muchas personas no creen en la realidad de los fenómenos paranormales y otros tipos de fenómenos misteriosos sin mantener en absoluto una actitud escéptica. Lo hacen desde un dogmatismo que en muchos casos cabe calificar de fanático. Si preguntas a esas personas por las razones de su incredulidad solo pueden alegar un vago sentimiento a veces expresado de manera burda mediante frases como “eso son tonterías”. Las actitudes de esas personas en los debates con los defensores de las pseudo-ciencias no suelen ser más que las mismas de los más fanáticos y crédulos del campo esotérico. Y, debido a la identificación trivial con los escépticos en el sentido de que ambas posturas niegan la realidad de esas afirmaciones, suelen perjudicar a los escépticos genuinos.

También a veces los propios escépticos causan confusión al adoptar posturas poco o nada argumentativas basadas en burlas o alusiones personales, en generalizaciones e identificaciones de todos los oponentes con una misma clase o en actitudes despreciativas hacia ellos.

Por eso es aconsejable mantener posturas escépticas genuinas y no permitir que se nos confunda con los negadores dogmáticos.

Es cierto que en ocasiones no es posible debatir con algunas de las personas con las que uno coincide en los diferentes foros, pero en esos caso es mejor, me parece a mí, renunciar al debate antes que caer en ciertas actitudes que solo perjudican a los escépticos.null
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Holbach -

Las cadenas de televisión saben que su crédito como fuente de información puede resultar dañado si patrocinan programas dedicados a defender las supercherías paranormales. Por eso necesitan la presencia de escépticos.

También necesitan escépticos para que haya debate: necesitan a alguien que se enfrente a los magufos.

El progreso es lento, pero existe. En España, por ejemplo, no ejecutamos a los herejes desde el siglo XIX. :o)

The }{appy Butcher -

Peor me lo pones, si lo llevan siendo desde hace más de un siglo... y todavía no se ha contagiado al resto de la sociedad...

The Happy Butcher -

Holbach: yo sí me tragué unos cuantos con amigos... y aquello fue totalmente impepinable. Duele que gente como Armentia se queme con subproductos como ese.

Plantéate lo que dices: ¿Qué vende un misterio ya resuelto? Nada. ¿Quién lo puede resolver? El escéptico. ¿Por qué vas a dar la posibilidad de que se pueda resolver ese misterio y así no ganar tanto dinero como que le gustaría? Ya digo, si el escéptico pudiera experimentar ante las personas...

Y lo de ser pesimista... no, sólo optimista bien informado ;D

Holbach -

En realidad, según las encuestas la comunidad científica es mayoritariamente incrédula desde hace más de un siglo. Ahora solo falta que la incredulidad se extienda al resto de la población. :o)

Holbach -

Asigan, el escéptico se ve obligado a enfrentarse a las religiones y a las pseudociencias 'porque' ambos campos constituyen las dos fuentes más importantes de afirmaciones irracionales.

Lo de las "persecuciones" es un tema distinto, que depende exclusivamente de la ética de cada escéptico. Un escéptico demócrata que defienda los derechos fundamentales -y creo que así es la mayor parte de los escépticos- jamás perseguirá a nadie por sus creencias, independientemente de lo absurdas que puedan ser esas creencias.

Butcher, yo solo vi "El Castillo" durante algunos minutos, pero saqué la conclusión de que no era en absoluto un programa de debate. Tal vez de humor...

En todo debate mínimamente civilizado es mejor que estén representados los escépticos. De otro modo, los telespectadores ingenuos podrían aceptar la idea de que no existe alternativa al pensamiento mágico.

No seas pesimista, Butcher, las encuestas indican que los científicos de primera línea son mayoritariamente incrédulos y con el paso del tiempo esta incredulidad será la hegemónica primero en la comunidad científica y después en toda la humanidad.

dob -

Me temo que uno puede llegar a ser escéptico incluso sobre el escepticismo.
¿O ya eso es cinismo?
:-)

Asigan -

Butcher, tienes razón.Me parece importante no dejar sin respuesta las fantasías que encuentran facil acogida en los medios, pero a veces la tarea parece inútil y aparentemente, perjudicial par la imagen del escéptico.

Asigan -

En realidad el escéptico no se enfrenta ni a las religiones ni a las psuedociencias, solo a aquellas afirmaciones ilegítimas, procedan de esos o de otros campos. La diferencia es importanete pues muestra quie el escéptico no "persigue" al religioso o al creyente en la Astrología por ejemplo.

The happy butcher -

Holbach: A veces tengo dudas de que el escéptico pueda llegar a argumentar. Me estoy acordando de Javier Armentia, ElPez, quien entre otros momentos dignos de elogio o sorna, intentó luchar contra la superchería en "El Castillo de las Mentes Prodigiosas", y acabó aburrido y dejando el programa sin poder defender ni evaluar nada de lo que le hubiera gustado.

A veces me pregunto si realmente debemos perder el tiempo en combatir la superchería "cara a cara", dado que no podemos evaluar como nosotros quisiéramos sus "capacidades", sino sólo debatir. Es el espectáculo lo que buscan las compañías, no hacer un debate serio con experimentos concretos.

Ahora bien, si pudiéramos experimentar con ellos...

...medicina forense, claro...

Holbach -

Asigan, coincido contigo en que un escéptico está obligado a argumentar, aunque nadie está libre de perder los nervios en un debate.

Por otro lado, el escepticismo no se opone solo a las pseudociencias. También se opone a las religiones.

Los escépticos adoptan ante los dioses una actitud semejante a la que adoptan ante, por ejemplo, la telepatía. Todas las supuestas demostraciones de la telepatía han resultado ser fraudes o fruto de experimentos defectuosos. Además, nadie ha propuesto ningún posible mecanismo que pudiera hacer posible dicho fenómeno paranormal: los campos electromagnéticos del cerebro son muy débiles. En definitiva, la probabilidad de que realmente se den fenómenos telepáticos es francamente baja. Casi tan baja como la probabilidad de que existan los dioses de los que las religiones hablan sin parar.

Asigan -

Siempre
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres