Blogia
Saber/Creer

Freud y la cocaína.

El conocido como “episodio de la cocaína” es uno de los que mejor demuestran el deseo obsesivo de Sigmund Freud por alcanzar la fama y la gloria y sus métodos para cubrir cualquier aspecto negativo de su figura.

En 1884 la cocaína era una sustancia insuficientemente estudiada. Aquel año Freud leyó un artículo de un médico militar, Theodor Aschenbrandt, en el que se describían los efectos de la cocaína administrada a soldados que padecían agotamiento.

Freud emprendió una investigación inmediata acerca de la literatura médica sobre el tema y descubre un artículo de Bentley y Palmer acerca del tratamiento del hábito de la morfina por medio de la cocaína.

El colega y amigo de Freud, Ernst von Fleischl-Marxow, era un adicto a la morfina y Freud le asegura que puede ayudarle a superarlo mediante un tratamiento con cocaína. Fleischl-Marxow acepta.

En solo unos días, Freud concluye que no solo ha curado a su colega, Fleischl-Marxow, sino que además ha sido capaz de curar un caso de catarro gástrico mediante la administración oral de una sola dosis de cocaína al paciente al que de inmediato le desaparecieron los dolores. Unas semanas, muy pocas, después, Freud tiene listo un artículo que publica al día siguiente de su conclusión. En ese trabajo Freud aseguraba que la cocaína no producía adicción y atacaba duramente a quienes se mostraban críticos con ella. Freud mismo había empezado a consumir cocaína en abril de1884 y se convierte en un fervoroso defensor de la cocaína, de sus virtudes y de la extensión de su uso.

Pero, inexorablemente, los perjuicios del uso terapéutico de la cocaína fueron haciéndose evidentes. Fleischl-Marxow sustituyó la adicción a la morfina por una adicción a la cocaína con efectos devastadores, y se conocieron cientos de casos de adicción en todo el mundo.

Las acciones de Freud en su defensa, pues se había convertido en el centro de las críticas, son muy reveladoras.

Comenzó asegurando que la cocaína solo producía adicción cuando existía previamente una a la morfina, algo que enseguida se demostró equivocado. Respecto a Fleischl-Marxow, de cuyo caso había publicado Freud un artículo presentándolo como un ejemplo de curación de la adicción a la morfina en “solo diez días” sin que hubiera experimentado necesidad de seguir con la coca, en épocas posteriores hablaba de que él mismo Fleischl se había envenenado con cocaína al inyectársela en lugar de tomarla por vía oral. Censuró públicamente la inyección subcutánea de la cocaína y llegó a escribir que “ nunca contemplé la posibilidad de que la droga se administrara mediante una inyección”. Según Freud lo presentaba, Fleischl-Marxow había cometido una locura con consecuencias nefastas que el propio Freud nunca habría recomendado.

Sin embargo, Freud, en un artículo de 1885, “Sobre los efectos de la cocaína”, había escrito: “Debería recomendar sin vacilar que se administrara la cocaína mediante inyecciones subcutáneas”. Y, mencionando expresamente a su colega, en su artículo “Cocaína y sus sales” de 1884, Freud había escrito: “ El doctor Ernest von Fleischl-Marxow… ha establecido que la cocaína, aplicada con inyecciones hipodérmicas, resulta ser un adyuvante de inestimable valor contra el uso continuado de la morfina. Este hecho por si solo podía dar un lugar duradero a este tratamiento entre los tesoros del médico.”

En marzo de 1885 Freud escribía un artículo, el mismo en el que recomendaba sin reserva las inyecciones subcutáneas de cocaína, en el que declaraba que “no se había manifestado ninguna habituación a la cocaína”, en abril escribía a su prometida previniéndola del peligro de habituarse a la cocaína, y en agosto, cuando el artículo recibía reseñas favorables a sus ya por el conocidas falsas afirmaciones, manifestaba públicamente su satisfacción sin advertir del peligro.

¿Era Freud un falsario consciente o simplemente su juicio se encontraba cegado por su ambición? ¿ Y el Psicoanálisis que él fundó, una evidente pseudociencia, es un caso de lo primero o de los segundo?.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

16 comentarios

jorge -

estoy un poco fumado y he leido vuestros comentarios,... muy bien chavales me he entrerado de todo, gracias

nico rodriguez -

freud merkero viejo sexopata y payaso...viva el psicoanalicis

Régulo -

Acabo de leer el trabajo de Han Israëls titulado El caso Freud y en éste se documenta a través de un trabajo impresionante de consulta de fuentes los avatares de los casos de histeria y cocaína. Quizá lo importante de esta obra es que no cuestiona las bases científicas de la teoría psicoanálitica, fuera de discusión, sino que cuestiona las actitudes tanto de Frud como de su biógrafo principal y sus seguidores en el tratamiento que daban a acontecimientos ligados con estos casos. El caso de la cocaína no se limita al uso de ésta por parte de Freud, incluye también su deseo de figurar como un personaje de ciencia con los descubrimientos de otros, como en el caso de Koeller, descubridor de los efectos anestésicos de la cocaína en el ojo humano. En fin, está documentada toda esta información en el texto referido.

danna -

cada quien puede opinar lo que se le de la gana, osea!!
jajajajujuje

SANT -

realmente asombrado por la manera en que se denigra una obra tan importante como ha sido la de freud, y sin un conocimiento consistente de esa obra. Conste que el señor este me cae bastante mal, tiene algo de estricto y antipático que me desagrada. Además, que desarrollara un medio "curativo" en el cual al paciente se le coloca en una situación de absoluta sumisión y desamparo... sugiere sus prioridades personales y punto de vista vital (autoridad, dominio, etc)
leo una frase como "nunca me he interesado mucho por él." "Que fuera cocainómano por lo menos le da un puntito interesante, qué quieres que te diga :-)"
y entonces como decir tantas barbaridades..
y que el psicoanalisis sea "situación de absoluta sumisión y desamparo... sugiere sus prioridades personales y punto de vista vital (autoridad, dominio, etc)" nada mas alejado de lo que es...me da risa y espanto leer estas opiniones..lean un poco mas y luego, critiquen con argumento, por favor

Roberto -

Yo creo que en efecto, Freud era cocainomano, y que la cocaina influyo sobremanera en el desarrollo del psicoanalisis, pero no creo que el psicoanalisis sea una pseudociencia como dices en tu pseudopanfleto.
El psicoanalisis ha demostrado su efectividad a lo largo de todo un siglo, y ha influenciado todo tipo de terapia psicologica y psiquiatrica.

Asigan -

Carnicero, Freud fué incapaz de ver, sorprendentemente, las posibilidades de la cocaína como anstésico local. Su amigo, Carl Koller, entreó en l historia de la medicina solo dos meses después de la publicación del artículo de Freud sobre esa sustancia al establecer su eficacia en ese campo tras unos experimentos con animales.

Respecto a la falsa eficacia en la curación de algún paciente, hay varios casos, pero quizá los más significativos sean dos, el de Anna O., considerado el caso fundacional del Psicoanálisis; y el de M-1, una niña de 14 años y uno de los primeros casos de Freud.

En ambos casos se informó de una curación total d elas pacientes, y en ambos casos era falsa esa afirmación. En el segundo de ellos, la niña murió de sarcoma linfático abdominal, cuyos síntomas Freud asignó a la histeria y que Freud aseguró haber hecho desaparecer.

The Happy Butcher -

Sobre Freud: Parece ser que mintió en la eficacia de algunos de sus tratamientos, pero ahora no sabría decir ni cuales ni dónde se puede encontrar la referencia exacta (es de esas curiosidades que te cuenta el profesor, que no caen en el examen pero de las que no te olvidas).

De todos modos, yo creía que Freud lo que buscaba era el primer calmante local, y que para ello usó la cocaína.

Holbach: La mortalidad de la dosis depende de la misma dosis y del organismo que la consume. Ya no digamos si hubiera estado habituado... lo que habría estado haciendo es consumir mayores cantidades de cocaína para conseguir el mismo efecto.

Holbach -

Tienes razón en que hay mala información en los dos bandos. No se pueden tomar dosis enormes de cocaína sin padecer nigún efecto perjudicial. Simplemente quise señalar que ni siquiera un consumo temerario mató a Freud, a pesar de la satanización actual de la sustancia que fomentan los prohibicionistas.

La cocaína es un fármaco útil. Si se usa como estimulante, uno debe saber que la energía que proporciona implica un desgaste para el cuerpo. En el universo nada es gratis y todo en exceso es malo.

Asigan -

Holbach, necesito que me explques la aparente incoherencia entre "abuso de la cocaína" como elemento perjudicial y el hecho de que Freud tomara "dosis enormes" sin efecto perjudicial alguno. (En realidad, Freud compraba un gramo que podía durarle semanas)

No soy un prohibicionista, y esporadicamente he consumido varios tipos de drogas,sin embargo, el perjuicio de los tratamientos a base de cocaína, supuestamente "racional y sensato", es un dato establecido. Junto a una propaganda prohibicionista, indudablemente sesgada, existe una proliberalizadora, no menos sesgada.

Holbach -

Asigan, en vez de "perjuicios del uso terapéutico de la cocaína" deberías haber puesto "perjuicios del abuso de la cocaína". Todos los fármacos, incluida la cocaína, pueden ser usados sensata o insensatamente: en el primer caso se convierten en remedios y en el segundo caso en venenos.

La propaganda prohibicionista dice que la cocaína mata. Sin embargo, Freud se inyectaba cocaína en dosis enormes y eso ni lo mató ni acabó con su carrera.

Asigan -

Bueno, dob, yo no pretendo decir que debido a la actitud de Freud respecto al espisodio de la cocaína se deduzca o se siga de cualquier modo que el Psicoanálisis sea falso. Lo me pregunto es si la falsedad del psicoanálisis (que se debe a razones distintas y que en el post doy por aceptada)se le escapó a Freud o si prefirió, por razones egoistas, mantener la farsa. No sería algo raro, vista su actitud con aquel episodio. El Psicoanálisis se construye completamente de espaldas a los hechos, más bien se trata de un menosprecio de los mismos. Tal vez la influencia de Charcot, uqe ya pasadas sus horas de grandes contribuciones a la ciencia, fué conocido por Freud en su época de especulación salvaje a propósito de la histeria tenga algo que ver. Debido a sus primeras aportaciones, Charcot era una autoridad indiscutible y tal vez Freud pensó que si un genio como Charcot podía permitirse especular, el podría hacer otro tanto. De hecho, la posición de Freud y el Psicoanálisis pasaría a ser esa exactamente.

dob -

Ajá, de acuerdo. Pero eso solo demuestra que pertenecía a la clase de personas capaces de mentir para ocultar un error (¿que son casi todas las personas?). El episodio no creo que quite ni añada nada al psicoanálisis como ciencia o pseudociencia.

Conste que el señor este me cae bastante mal, tiene algo de estricto y antipático que me desagrada. Además, que desarrollara un medio "curativo" en el cual al paciente se le coloca en una situación de absoluta sumisión y desamparo... sugiere sus prioridades personales y punto de vista vital (autoridad, dominio, etc)

Para mí es de esos autores en los que la obra es con diferencia más importante que el personaje. Comparado con mis "héroes" (Darwin, Flaubert, Proust...) me parece un ser insignificante, nunca me he interesado mucho por él. Que fuera cocainómano por lo menos le da un puntito interesante, qué quieres que te diga :-)

Asigan -

Por no hablar de que a su prometida la advirtiera contra el peligro del hábito a la cocaína mientras publicaba un artículo negando esos peligros.

Asigan -

Pues si, dob, el google es una ayuda genial. ¡Que me lo digan a mi!.

Vamos a ver, dob, una cosa es un error cometido a los 29, 23, 18 ó 98 años, algo disculpable, y otra muy distinta es negar que ese error se cometiera, tergiversar los hechos y tratar de ocultarlos. La frase que cito de Freud: "nunca contemplé la posibilidad de que la droga se administrara por medio de una inyección" la escribió precisamente en su obra "La interpretación de los sueños", con 44 años, como recuerdas. No es una simple cuestión de un error juvenil, es algo mucho más serio. Mentira, lo llamaría yo para empezar.Los biografos de Freud más favorables a Freud manifiestan, te buscaré la referencia, que todo lo relacionado con el espisodio de la cocaína parece haber sido ocultado deliberadamente.

dob -

Lo que se deduce mirando las fechas (gracias, Google):

Freud nacio en 1856, y durante el "episodio de la cocaina" es un simple estudiante de 29 años que estudia hipnosis con Charcot.

Hasta 1886 no abre consulta en Viena, y su idea del psicoanálisis no queda establecida hasta 10 años después, en 1896. La Interpretacion de los sueños es de 1900. Han pasado 14 años desde lo de la cocaína, y ahora tiene 44 años (mmm... ¿en qué me parezco yo al que era cuando tenía 29 años?). Hasta su muerte, en 1939, llega lo que se suele llamar el 'éxito'.

No digo que Freud no fuera ambicioso, falsario, o lo que quieras, pero pretender descalificar la tarea de su vida en base a un episodio de juventud resulta un poco ingenuo. Es como querer disminuir a Proust porque cuando era un pollo pera escribía reseñas de sociedad para Le Figaro. Buscando en la vida de cualquiera que haya destacado siempre aparecen episodios de juventud ridículos. Echar mano de esos episodios para criticar al personaje o sus teorías hace pensar que no habría otros puntos débiles, lo que en el caso de Freud y el psicoanálisis desde luego no es cierto. 'In short', pienso que tu argumento es débil :-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres